martes, julio 08, 2008

Abuelo Pablo - Imagen de Leticia Tarragó, Mexico


Abuelo Pablo


Te dejé olvidado entre lápices de colores muy usados
y un nido de horneros deshabitado
ahí estarás protegido de tormentas viejas
y poemas nuevos
para siempre tuyos los pasos de mi infancia
los maceteros de malvones rojos
y el perfume dulce de violetas invasoras
en ese jardín eterno adonde moriré niña y saltando a la soga
recogiendo hojas de laurel para la salsa de tomates
corriendo incansablemente a los patos.
Aún me observas
encendiendo eternamente la pipa
tras los anteojos redondos y dorados
flamean al viento tus bombachas de campo
permaneces
atornillado al suelo por tus alpargatas negras.
Mi tiempo es mentira
aún estás ahí
enseñándome a tomar mate amargo y a montar
mientras la Patagonia se desenrosca en mi pelo
y un caballo que no entiende de linajes
me vuelve a arrojar cerca de la tranquera
ilustrando tu iracundia
no fuera cosa que se rompiera tu muñeca
y su mágica sonrisa de chocolate.
Ninguna mano tan enorme
ningunos ojos tan claros
ningún silencio tan palabra.
Ningún abuelo en tu sillón
donde reinabas mi infancia.
Antiguo rey de corazones.



© diana poblet -

22 comentarios:

diana poblet dijo...

Leticia Tarragó, no te conozco pero gracias por haber realizado esta pintura, es lo que más se asemeja a mi infancia en este poema. Ninguna de mis fotos se aproximaría a este parecido, aún sin conocernos.
Un abrazo,
d.

Anónimo dijo...

Diana, la amazona infante de la Patagonia. Cabalgas la vida al trote pausado o galope furioso, según lo requiera la libertad de tu corazón. Seguramente tu abuelo Pablo observará orgulloso la maestría de tu palabra recorriendo el camino montada siempre en la búsqueda de la Verdad, el amor y la justicia. Quien pudiera, como él, ser tu Rey de corazones.

Un placer leerte.
Lorenzo.

diana poblet dijo...

Lorenzo,gracias por tus palabras y tu paso por este café que no cierra. Mi abuelo Pablo era tan especial que hablábamos los silencios.
La Verdad es toda una búsqueda, el amor Es y la Justicia será.
Un placer saberte ahí,
d.

Anónimo dijo...

Cómo decir tanto en tan poco espacio. Yo escribo novela y esto tuyo es bellísimo.
Antiguo rey de corazones.
¿Antiguo rey de corazones?...
Quisiera reinar.
Santiago Aldao -

diana poblet dijo...

Santiago novelero, ¿el que escribió CristoBala y no quiere editarlo porque no le gusta el final?...No me haga versos, usted ya tiene reina y castillo.
Gracias Santi,
d.

Anónimo dijo...

Poema que emociona por vivencia y maravilla de imagenes
Clara Sepúlveda .
Sta Cruz

Anónimo dijo...

Muy bello.Margarita García Blanco.

diana poblet dijo...

Gracias Clara por tu pasada desde tan lejos.
abrazo,
d.

diana poblet dijo...

Gracias Margarita por tus palabras.
abrazo,
d.

Anónimo dijo...

HOLA DIANA: QUÉ BUENO ES LEERTE.Y SÍ... AUNQUE RECIÉN LLEGADA A ESTE LUGAR DE LUZ, IRÉ DE A POQUITO SALUDANDO A TUS LUCIÉRNAGAS. HE LEIDO EL POEMA A TU ABUELO.LOS NIÑOS SON POETAS Y LOS POETAS SON NIÑOS, POR LO TANTO ESTE POEMA ES MÁGICO Y TRANSPARENTA A ESA NIÑITA SOPLÁNDOTE LOS VERSOS CON SUS RESPECTIVOS OLORES Y COLORES QUE SALPICA LA NOSTALGIA, LA EVOCACIÒN, EL AMOR.TE FELICITO. UN ABRAZO DE
MARÍA PAULA MONES RUIZ

diana poblet dijo...

Gracias Paula, un placer que hayas llegado por aquí y hayas dejado tu señal y tu palabra.
Un abrazo,
d.

adrian47153 dijo...

Amo la poesía, y de una amiga poeta pusele dirección y lo que me llega de ti es muy bueno;

diana poblet dijo...

Gracias Adrian por tu paso y palabras. Estás en casa, volvé cuando quieras,
abrazo,
d.

Anónimo dijo...

Imposible recorrer el éter sin detenerse en la estación de las luciérnagas. Aquel que circunstancialmente sienta deshabitado su espíritu debería recalar aquí un momento para recargarse de energía.
Tus palabras provienen del alma, sin duda.
Eduardo M.

diana poblet dijo...

Eduardo M. el de la palabra justa, la necesaria para estrangular este lunes de frío y lluvias y remontar todos los soles.
Gracias por tu estar ahí, aquí.
Abrazo y beso,
d.

julia del prado morales dijo...

Hola Diana querida, mi amiga. Pleno de amor y recuerdos del abuelo Pablo en la Patagonia, ese pasado que viene al presente; y que està en presente continuo, en el pasaje de la vida: la tuya, lucièrnaga.

Abrazos de la tortuga, Julia

diana poblet dijo...

Claro que sí Juli, las cosas bellas nos acompañarán siempre.
Como tú,
abrazo,
d.

Senén dijo...

Esto esta hermoso, lleno de lugares "comunes". Quizás oro abuelo, de otras tierras, otros recuerdos, otras vivencias tambien del campo - otros campos que son todos iguales - otros cariños, otros asuntos. Pero es que todo vuelve, y todo queda. Lindo lindo.
Mi cariño
Senén
(El toque de alegria lo pongo diciendote que por suerte no me acuerdo de un abuelo asi como vos decis:

"y un caballo que no entiende de linajes
me vuelve a arrojar cerca de la tranquera
ilustrando tu iracundia
no fuera cosa que se rompiera tu muñeca
y su mágica sonrisa de chocolate.
Ninguna mano tan enorme
ningunos ojos tan claros
ningún silencio tan palabra.
Ningún abuelo en tu sillón
donde reinabas mi infancia.
Antiguo rey de corazones."

Porque si lo recordara asi no me llamaría como me llamo... ahora me llamaría María Lucrecia y me encantarían los tacones altos. (Pero te digo que eso de ninguna mano tan enorme, y esos ojos tan claros... me producen un no se que, que que se sho)
Besos

paulina dijo...

Hola Diana! soy hija de la Mtra. Leticia Tarragó, por casualidad encontré tu poema y me dió mucho gusto encontrarme también un grabado de mi mamá con él...Estoy segura que a mi madre le dará mas gusto!! le enseñaré tu poema...muchos saludos!
Paulina VIlchis

diana poblet dijo...

PAULINA VILCHIS, muchas gracias por tus palabras, no imaginas lo feliz que me has hecho con ellas. También dile a tu madre que tiene unas obras bellísimas y por esa razón la he subido junto a mi poema para que puedan disfrutarla también en Buenos Aires y toda Argentina.
Un abrazo enorme para las dos,
diana poblet -

josé dijo...

Qué camino Dios, me ha puesto un clavo de amor en el corazón esta mujer y siento que todo lo que hagamos por abrir las puertas que nos esconden, será rotundamente cierto. Mi afecto otra vez es para vos, desconocida Ana.

diana poblet dijo...

Gracias por tus palabras José.
abrazo,
d.