lunes, abril 04, 2011

de cumpleaños



Una vez

intenté un hombre en los dedos

por años lo recosté en mis oídos

un verano al marchar

se volvió pájaro

y yo en mi terquedad

por conservar esa invisible raíz

sólo fui árbol.


diana poblet

6 comentarios:

Leo Mercado dijo...

Este texto es hermoso. Es aereo y es, a la vez, terrenal.
Me encantó.

diana poblet dijo...

Gracias Leo, por tus palabras, tu lectura y por lo más valioso: tu tiempo.
Con mi abrazo,
d.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Me has confundido. Realmente. Un poema que va más allá de la significación. Voy a ordenar mis neuronas y volveré, te lo aseguro. Un abrazo (en nuestra linda Salta).

diana poblet dijo...

Gracias Julio, aquí estaré para cuando regreses tomando café con mis amigos porque ya hace bastante frío.
Con mi abrazo,
d.

Marta Raquel Zabaleta dijo...

verdaderamente inspirado, muy bello y profundo.
Marta

Ana Muela Sopeña dijo...

Hermoso, profundo y verdadero.

Me encantó.

Enhorabuena
Un abrazo desde la poesía
Ana